SISTEMAS DE SEGURIDAD > SISTEMAS CONTRA INCENDIOS < VOLVER
Sistema contra incendios
Pulsadores de alarma
Estos aparatos pulsadores se encuentran ubicados a lo largo de los túneles entre postes SOS. Cuando usted o cualquier otro conductor pulsa uno de estos pulsadores, se activa automáticamente una alarma de incendio en la Sala de Control.
Extintores de incendios
Cuando se extraen cualquiera de los extintores ubicados en cada uno de los postes SOS del interior de los túneles, se activa una alarma de incendio en la Sala de Control.
Ventilación y extracción de humos
La función de la ventilación en caso de incendio es fundamental. De esta forma, con una adecuada ventilación se impide la creación de turbulencias en la zona del incendio y se controla que el humo quede en la parte superior del túnel para una posterior extracción (ya sea por las bocas de los túneles o por las chimeneas creadas para tal fin).
List
Este sistema de detección de incendio controla e informa al operador de cualquier variación de temperatura que se produzca en el túnel. Está formado por un ordenador y un cable instalado en la bóveda del túnel con sensores de temperatura cada cuatro metros. El sistema reacciona a cambios rápidos de temperatura (gradiente positivo), y también a una temperatura absoluta anormal (alta temperatura).
Circuito Cerrado de Televisión con DAI
El sistema de Detección Automática de Incidencios (DAI) activa la alarma de incendios al detectar cualquier indicio de incendio en cualquier túnel.
Detectores de visibilidad
El humo generado en un incendio hace que la visibilidad se reduzca considerablemente. Es por ello, que cuando cualquiera de los detectores de visibilidad (opacímetros) de los túneles detectan una visibilidad muy baja, se activa una alarma de incendio en la Sala de Control.
Detectores de monóxido de carbono (CO) y de óxido de nitrógeno (NO)
El humo generado en un incendio hace que la concentración de CO aumente. Es por ello, que cuando cualquiera de los detectores de CO detectan un nivel de CO excesivo se activa una alarma de incendio en la Sala de Control.
Red de hidrantes
Una vez detectado un incendio, no  sólo es importante tener un buen control del sistema de ventilación para evacuar lo más pronto posible el humo generado, sino que también es importante disponer de una buena red de abastecimiento de agua.
 
Con este objetivo, el túnel de Vallvidrera dispone de 21 hidrantes repartidos a lo largo de sus 2.500 metros de longitud, conectados a una tubería de 160 mm de diámetro, protegida del fuego y del tráfico. El agua empleada proviene de un depósito propio de 400m3 de capacidad que mediante un grupo de tres bombas da servicio a los hidrantes a través de la mencionada tubería. Este depósito de agua se encuentra conectado a la red pública con el fin de mantenerlo siempre al 100% de su capacidad.
 
Una de las bombas se encarga de mantener la línea de hidrantes llena de agua y a la presión correcta. Las dos bombas restantes son las responsables de dar el caudal de agua necesario en caso de intervención, pudiendo suministrar 120 m3 de agua a la hora. Las tres bombas se conectan de forma automática en función de la demanda y disponen de un suministro eléctrico alternativo (grupo electrógeno) en el caso de falta de suministro por parte de la compañía eléctrica.

En el caso de Túnel del Cadí
Túnel del Cadí dispone de 39 bocas de incendio equipadas (BIES) con mangueras, que se encuentran instaladas a lo largo de sus 5.026 m de longitud. El túnel también dispone de 3 presas de agua para el aprovisionamiento de los vehículos de bomberos, y en las zonas exteriores más próximas a las bocas de entrada se dispone de 4 hidrantes. Todos estos equipos están conectados en la red contra incendios (columna húmeda).

El agua para alimentar la instalación proviene de un depósito propio que se alimenta continuamente por una aportación de un flujo de agua natural existente en el interior del túnel.

El grupo de bombeado está compuesto pot una bomba jokey, una bomba principal eléctrica y una bomba diesel que dan servicio a las bocas de incendio equipadas ( BIES) y a los hidrantes a través de la columna húmeda.

La bomba jokey se encarga de mantener la presión de la columna húmeda, y la bomba principal eléctrica es la responsable de aportar el caudal de agua necesario en caso de intervención. La alimentación eléctrica de estas dos bombas proviene de la red eléctrica interior de Túnel de Cadí, siendo la línea de alimentación socorrida por un grupo electrógeno.

La bomba diesel es autónoma e independiente y sirve para reemplazar las bombas eléctricas en el caso de avería o fallo del suministro eléctrico.